domingo, 7 de diciembre de 2014

Las arepas de Roseliana


Roseliana era la mujer que hacía las arepas más solicitadas.  A mi padre le agradaban tanto las arepas de maíz pilado que terminó enamorado de Roseliana y con ella concibió a Saturnino que creció y murió hundido en el espejismo de la salineta donde solía recrear las imágenes de su fértil fantasía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada