miércoles, 19 de marzo de 2014

El Gato Negro de Juan Gil

File:Aubrey Beardsley - Edgar Poe 2.jpg
Juan Gil tenía un Gato Negro en su depósito de mercancías y la gente  atribuía al felino poderes mágicos que seguramente trasmitía al comerciante para que siempre tuviese buena fortuna en sus negocios. Para probar si era verdad, el travieso Abdón, hijo de Martina, se las ingenió para localizar al gato y matarlo de una certera pedrada en la frente  disparada con onda.  Lo cierto es que Juan Gil se vio afectado por la depresión económica de 1929, pero la gente tercamente lo atribuía a la muerte del gato negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada