viernes, 24 de julio de 2015

La sed de los margariteñas

Cuando Rómulo hizo construir el acueducto submarino, los margariteño dejaron de cantar la antigua canción del marino “Agua, agua por todas partes / Y ni una sola gota para beber”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada